Valles, entre un alcalde bailador y el regreso de “manos a la ubre” - Al Día ☀ Noticias SLP

Valles, entre un alcalde bailador y el regreso de “manos a la ubre”

En 3 minutos lo lees

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Publicidad

Hace algunos años, durante la administración municipal del panista Rómulo Garza, se gestó un movimiento social encabezado por un empresario farmacéutico, quien cansado de ver como el ex alcalde “acomodaba” familiares y amigos en la nómina, además de que, como dicen de manera coloquial, “a leguas” se le veía que el negocio de ser alcalde lo tenía en una holgada bonanza; inicio un férreo movimiento bajo el eslogan de “manos a la ubre”, con este, Martín Pérez Hidalgo y decenas de seguidores, tapizaron de mantas la ciudad, mantuvieron un plantón permanente frente a palacio y generaron un sinnúmero de seguidores quienes rechazaron el actuar del mandatario hasta sus últimos días.

 

Talvez lo que mantuvo en pie al político panista, fue que efectivamente, este era político; supo a la par de las protestas, continuar con el trabajo de dirección del municipio. Sin duda, la transformación radical que llevo a cabo en la FENAHUAP, es quizá lo que después de tantos años, lo que el ciudadano Vallense recuerda de esa administración panista.

 

El tema viene a colación, justo cuando ahora, un grupo de ciudadanos ha iniciado un movimiento para sacar a la luz los malos manejos y la evidente falta de capacidad del alcalde independiente Adrián Esper Cárdenas, pero ahora encabezado por Erasmo Linares; quien como dato, formo parte del grupo de ciudadanos quienes hace ya dos años, obligaron a los diputados locales a retirarse de la sesión solemne que realizarían en el teatro Manuel José Othon de la UASLP; movimiento que colocó a los huastecos como el principal ejemplo del rechazo al hartazgo que tiene el ciudadano de los actos de gobierno.

Publicidad

 

Con una meta de 22 mil firmas, poco a poco el movimiento ciudadano está ganando adeptos, y a la par generando un tremendo miedo al interior del primer círculo del alcalde, incluido el mismo Adrián Esper, quien tal vez sin saberlo, ha generado movimientos desesperados que van desde la censura mediática, hasta la urgencia de que sus asesores busquen temas para que a través de sus medios de comunicación, buscar desviar la atención de la gente como la famosa “caja china”.

 

Dicha desesperación queda más que evidente, cuando al ser cuestionado sobre el problema de la inseguridad en la ciudad, el alcalde prefiere hacer nuevamente el “oso” bailando frente a los reporteros en lugar de asumir su responsabilidad como responsable de los asuntos que atañan al municipio, convirtiéndose su acción en una burla más a los ciudadanos; una raya más al tigre.

 

Hoy la plaza principal luce una manta que dice firme aquí, en pocos días esta dirá “Adrían Renuncia”, cuando el número de firmas recabadas supere las 10 mil; las de “manos a la ubre” esas aún están guardadas esperando salir, y la justificación no es poca.

 

De manera sistemática, el alcalde ha estado despidiendo a los trabajadores de sus empresas y contratándolos en el ayuntamiento principalmente en el área de comunicación social, con la promesa de que es esta la forma de “ayudarlos” mientras les paga su liquidación; empleados que se están sumando a los que desde el inicio de la administración coloco en puestos de alto nivel, incluida la Tesorera, el titular de CODESOL y muchos otros más.

 

En este momento, el capital humano de las empresas privadas del alcalde está siendo pagado por el ayuntamiento, con dinero que es de los ciudadanos vallenses y tras sus declaraciones de querer cobrarle a gobierno del estado 25 millones de pesos por la renta de un predio que jurídicamente ya no es suyo, y autopagarse los predios de la colonia 2 de Enero con todo y los millonarios intereses; pareciera que Esper no solo se conforma con la ubre.

Publicidad

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

También te puede interesar.

Play Video